25May2012

Cristina Pascual, de La Casa del Chocolate, consigue el título de Mejor Joven Pastelero de Asturias con "casadiella deconstruida"

Cristina Pascual, de La Casa del Chocolate, consigue el título de Mejor Joven Pastelero de Asturias con

Una innovadora deconstrucción de casadiella, postre típico asturiano, acaba de convertir a Cristina Pascual en la Mejor Joven Pastelera de Asturias. Discípula de Tino Helguera, Maestro Chocolatero de prestigio internacional, Cristina Pascual cumple con 24 años su aspiración de convertirse en la Mejor Joven Pastelera de Asturias y representará al Principado en la final nacional.

Así lo decidió el jurado del Campeonato Mejor Joven Pastelero de Asturias (CAMJOPA), organizado por el Gremio de Artesanos Confiteros del Principado de Asturias en la sede de tal organismo, y al que concurrieron nueve participantes de hasta 24 años de edad. El elevado nivel de todos ellos fue resaltado por el jurado, compuesto por cinco miembros del Consejo de Escuela del gremio, órgano que se encarga de la formación de profesionales del sector.

Este galardón supone un nuevo reconocimiento al equipo de La Casa del Chocolate, en el que se forma desde hace dos años. Su máximo exponente, el maestro chocolatero Tino Helguera, cuenta con cuatro premios nacionales, tres Campeonatos de España y un segundo puesto en el Gran Premio Internacional del Chocolate. A esto une su labor como formador de jóvenes talentos que ya han ganado campeonatos de ámbito nacional e internacional. Es el caso de Sergio Helguera, que también forma parte del equipo de La Casa de Chocolate y que también ha sido campeón de Asturias y lo es de España.

¿Cómo se deconstruye una casadiella?

Entre los parámetros valorados por el Jurado del CAMJOPA, destacaban el sabor y presentación de cada una de las creaciones y, de modo general, la destreza y limpieza en su ejecución. Cristina Pascual destacó en todos estos parámetros con sus propuestas y su modo de hacer.

Presentó una tarta para la que eligió frutos exóticos (piña, maracuyá, mango y lima), con los que hizo una mousse, optando por bizcocho de coco para la base. Y elaboró cinco clases de bombones: de albaricoque y maracuyá, de caramelo y Cointreau, de Marc de champán, de regaliz y, finalmente, uno de praliné y sal maldon.

Pero lo que sin duda causó mayor sensación fue su propuesta de postre tradicional asturiano, que consistió en una casadiella deconstruida con hojaldre caramelizado, infusión de nueces y anís, cuyo sabor realzó con helado de anís y glaseado de yema y azúcar. Este primer puesto otorga a Cristina Pascual el derecho a participar en la edición de 2012 del Campeonato Nacional de Jóvenes Pasteleros, uno de los reconocimientos de mayor prestigio de España en el sector.

Compártelo

Comentarios (0)

Deje un comentario

Estás comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Twitter

No tweets found.

Últimos comentarios